Cambridge

Llegamos a Cambridge después del mediodía, más tarde de lo que nos hubiera gustado. En noviembre, los días son cortos, por lo que íbamos a tener pocas horas de luz para recorrer. No habíamos planificado la visita muy detalladamente.

Estacionamos en Queen’s Road, una avenida angosta y arbolada que pasa por detrás de algunos colleges.

– Parece que estamos en la zona de los colleges. Bajemos a ver.

– Ah, no, pará. Yo estoy muerta de hambre. ¿No habíamos quedado en almorzar primero?

– Pero yo no tengo hambre. Además, no conozco la ciudad y no sé adónde ir.

– Yo tampoco ¡pero podemos preguntar dónde hay un restaurant!- contesté con un rugido de mi estómago.

Vista de la capilla de King's College desde Queen's Road

Vista de la capilla de King’s College desde Queen’s Road

Al final, entre que era tarde y ya estábamos frente a los colleges de Clare y King’s, decidimos, muy a mi pesar, que era mejor aprovechar la situación y visitarlos. Entramos por unos campitos llamados The Backs hacia el Clare Bridge sobre el rio Cam. Había bastantes turistas en el puente admirando los colores del otoño y mirando también a los punts, bateas impulsadas por pértigas. El tráfico en el rio era intenso. Al otro lado del puente de piedra, los jardines de Clare, llamado Scholars’ Gardens, llaman la atención por su prolijidad y esencia inglesa.

Punters en el rio Cam

Punters en el rio Cam

El Clare College fue fundado en el año 1326 por Lady Elizabeth de Clare, una nieta del rey Eduardo I (si vieron la película Braveheart, es el rey inglés “malo” que quiere conquistar Escocia, también conocido como Edward Longshanks). Clare es el segundo college más antiguo de Cambridge.

La Universidad de Cambridge, que celebró su octavo centenario en 2009, tiene la particularidad de ser una confederación de escuelas, facultades, departamentos y 31 colleges. Los estudiantes se alojan y van a clase en los colleges. El sistema es diferente a lo que la mayoría conocemos: las clases no se imparten en aulas sino en salones pequeños y se llaman supervisions. En ellas, un profesor (tutor) da clases a un reducido grupo de alumnos.

King's College

King’s College

Pegado a Clare se encuentra King’s College. Como su nombre lo indica, fue fundado por un rey, Enrique VI, en 1441. Me causó cierta emoción cruzar los patios, pasar por la portería y tratar de espiarla por dentro (el portero me descubrió in fraganti, por suerte me sonrió), respirar la atmósfera histórica y académica de una de las universidades más antiguas y prestigiosas del mundo. ¡Creo que por un ratito hasta me sentí más inteligente!

cambridge

La capilla de King’s College es una belleza de estilo gótico tardío (o perpendicular del siglo XV). Su techo en forma de bóveda de abanico tan intricado es una maravilla, así como los vitrales medievales de las ventanas. En ese momento, alguien estaba tocando el órgano, parecía una práctica o lo estaban afinando. Desafortunadamente para mí, había demasiada gente para el estrecho espacio y eso arruinó un poco la experiencia.

La capilla del King's College. La luz del sol que entra a través de los vitrales es mágica.

La capilla del King’s College. La luz del sol que entra a través de los vitrales es mágica.

King’s College es una institución “verde”, en el sentido en que intenta conservar el medio ambiente. Por ejemplo, los alumnos tienen la posibilidad de cultivar sus propias verduras. En los terrenos de atrás, el Back Lawn, crían razas bovinas raras, que no solo mantienen el pasto corto, lo que permite que crezcan hierbas y flores silvestres, sino que en su bosta viven insectos de los que se alimentan las aves autóctonas.

Vista de King's College y The Backs y vaquita académica

Vista de King’s College y The Backs y vaquitas estudiosas

Ya desesperados por tomar y comer algo, salimos a King’s Parade, la calle principal de Cambridge. Casas de té, iglesias, colleges y negocios para turistas compiten por tu atención. En la calle, las bicicletas compiten con los autos por derecho de paso y lugares para estacionar. Los peatones tienen que tener cuidado al cruzar, uno nunca sabe por dónde puede aparecer un ciclista a alta velocidad.

Vista de King's Parade

Vista de King’s Parade

Dimos una vuelta por el mercado de Market Square. Había puestos de frutas y verduras orgánicas, artesanías, ropa, comida importada, puestos de panqueques y waffles al paso (¡qué rico aroma!), artistas callejeros.

King's Parade

King’s Parade

Había caído el sol y era hora de volver al auto porque se acababa el tiempo del parquímetro. En vez de cruzar por King’s College, que estaba cerrado, dimos una vuelta por la calle Trinity. En una esquina está el negocio a la calle de la Cambridge University Press. ¡Qué ganas de entrar y pasar una hora feliz entre libros! El escudo, que figura en todos sus libros, me trajo recuerdos de las clases de inglés, tanto como alumna como instructora, y de cuando me presenté a dar los exámenes First Certificate y Proficiency. Tendría que enmarcar la A que me saqué.

Cambridge University Press

Cambridge University Press

 

Anuncios

5 Respuestas a “Cambridge

  1. Que buena manera de empezar mi dia leyendo este paseo!
    Cuesta asimilar los años que tienen instituciones como ésa… pero no hay dudas que emociona estar cerca de ellas.
    Besos

    Me gusta

  2. Pingback: Resumen viajero del 2014 | apuntes ideas imagenes·

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s