Jefferson: Shakespeare, bocinas de tren y arquitectura victoriana en Texas

Al término de nuestra pequeña aventura en el lago Caddo, anduvimos las pocas millas que lo separan del pueblo de Jefferson, donde íbamos a pasar la noche. Nuestro bed & breakfast era una linda casona victoriana con pantallas con flecos y almohadones por todos lados, amén de adornos y adornitos varios. Los pisos de madera que crujían a cada paso y las puertas ligeramente fuera de escuadra eran testigos de la antigüedad de la casa.

Una de las tantas casa antiguas devenidas en bed & breakfast

Una de las tantas casa antiguas devenidas en bed & breakfast

Esa noche comí un chicken fried steak po’boy, la combinación ideal de las tradiciones culinarias de Texas y Luisiana. El chicken fried steak es un primo de la milanesa (schnitzel en Alemania y Austria, una lonja de carne rebozada y frita) y el po’boy es un sandwich típico de Luisiana hecho con una baguette esponjosa. Jefferson está a pocos kilómetros del límite con Luisiana, a dos horas y media al este de Dallas.

El motivo de este road trip era el festival de teatro Shakespeare under the Stars. La compañía estaba compuesta por actores amateurs y chicos de la secundaria local. Si bien el nivel actoral no era el mejor, fue una linda experiencia ver el entusiasmo y dedicación de grandes y chicos.

Los actores en pleno discurso

Los actores en pleno discurso

La glorieta de la plaza del pueblo hizo las veces de escenario y los espectadores estábamos sentados en sillas dispuestas en el pasto. Durante la escena del balcón de Romeo Y Julieta, el soliloquio de Romeo fue interrumpido por una serie de Boom! El actor, un chico de 14 años, ni se inmutó y siguió como si nada. La ensordecedora bocina de los trenes cargueros sería una constante durante la noche y apenas nos dejó dormir.

Después de la obra, fuimos al casco histórico de Jefferson a tomar algo. Auqnue hace años que vivimos en Texas, no dejan de sorprenderme cuadros como el de Marlboro Man: un hombre alto y cabizbajo, apoyado contra la pared, sombrero Stetson tapándole la cara, botas tejanas, un pie apoyado en la pared, como en una eterna espera.

Casco histórico

Casco histórico

Resulta que el dueño del wine bar donde estábamos era el piloto de barco que habíamos tomado  a la tarde. Paró  a saludar y a charlar un ratito. Sean mencionó el tema carnaval-Argentina-Brazil. Un amor mi marido.

A la mañana siguiente, nos sentamos a desayunar a la mesa comunitaria del B&B junto a otros pasajeros. Algunos revovlían el café en silencio, otros cuchicheaban entre sí, otros chequeaban el teléfono. Muy incómodo para mi gusto, prefiero no tener que desayunar con extraños, no soy muy sociable por la mañana.

Abran la barrera para que pase la farolera

Abran la barrera para que pase la farolera

Foto de yapa: la casa que más me gustó

Foto de yapa: la casa que más me gustó

Anuncios

13 Respuestas a “Jefferson: Shakespeare, bocinas de tren y arquitectura victoriana en Texas

  1. No es la primera vez que lo digo: me encanta conocer a través tuyo los rincones y las costumbres de ese inmenso país!
    Besos

    Me gusta

  2. Jajajame encanto tu sincerisidio sobre no ser amigable por la mañana! Si, es raro cuando uno se levanta no? Besos! Muy bueno!

    Me gusta

  3. Que linda herencia la arquitectura victoriana. Esos lugares no tan turísticos me acercan más a la verdadera historia. Me los puedo imaginar a Jefferson y Payne discutiendo sobre la constitución. Saludos!

    Me gusta

  4. Pingback: Resumen viajero del 2014 | apuntes ideas imagenes·

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s