Velada nocturna en el museo de arte de Dallas

Una vez al mes, el museo de bellas artes de Dallas (DMA – Dallas Museum of Art) organiza una velada nocturna llamada Late Nights at the DMA. El museo queda abierto hasta bien entrada la noche y se puede elegir entre diferentes eventos. Proyectan peliculas o documentales, hay charlas y números musicales. La entrada es gratuita.

20140221_203937

El Late Night de febrero fue un poco accidentado. Por empezar, fuimos al centro en hora pico y la autopista estaba cargada. Mientras íbamos a paso de hombre por el carril rápido, haciendo comentarios acerca de algunos conductores irresponsables, escuchamos PUM! PUM! PUM! Un choque en cadena para ilustrar nuestros comentarios. Más adelante vimos autos chocados, ambulancias y bomberos en la mano que va para afuera.

Llegamos al museo, dejamos el auto en el tercer subsuelo y subimos al ascensor con un matrimonio joven y su hija de 3 o 4 años. ¡Resulta que el ascensor se quedó trabado! Nos quedamos encerrados unos 15 minutos que se me hicieron eternos. Por suerte estaba esa chiquita y tuve que hacer el esfuerzo de disimular mi ataque de pánico para que no se asustara. Estaba más tranquila que yo.  Al menos nos devolvieron los 10 dólares que pagamos de estacionamiento.

En el café del museo habia un grupo de música experimental, una fusión de jazz con culturas orientales. La verdad, me gustó más de lo que esperaba.

20140221_203959

Lo que más nos interesaba ver era un duo de violin y acordeón que prometía jazz y tango franceses.  Las músicas estaban ubicadas en la galería de pintura europea. Rodeadas de cuadros impresionistas franceses, era el escenario ideal. Cuando llegamos empezaban a tocar La vie en rose. Después tocaron un tango compuesto por Django Reinhardt pero, aunque agradable, no me sonaba al tango nuestro. Con cada canción nos transportaban a las calles de París, a los cafes tradicionales, a los paseos por  Champs Elysees.

Cada tano, la acordeonista interactuaba con la gente. Después del intervalo mencionó la palabra tango y se ve que mi cara de entusiasmo me delató. Palabra va, palabra viene, le dije que soy argentina. Ah! Carlos Gardel! dijo con uan sonrisa. Y arrancaron con Por una cabeza. Mientras tocaba, me miraba y sonreia como dedicándome la canción. Fue muy emocionante. Un final feliz para una noche accidentada.

Anuncios

4 Respuestas a “Velada nocturna en el museo de arte de Dallas

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s