#veoveo Un libro

No soy afecta a las frases trilladas ni a los lugares comunes pero debo admitir que frases como esta tiene razón: no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos. En  mi caso, se puede aplicar a la música y literatura argentinas.

Por ejemplo, mientras vivía en Buenos Aires, ni loca me ponía a escuchar un tango. Me parecía algo de viejos. Ahora que vivo en Dallas, ¡hasta sé la letras de algunos! Algo parecido me pasó con Jorge Luis Borges. Si bien en el colegio y en la facultad tuve que leer algunos de sus cuentos, nunca logré comprenderlos del todo salvo los de malevos y gauchos.

Una vez instalada en Dallas, mi vida cambió radicalmente. Pasé de ser “yo” a ser “la mujer de”, de ser la teacher a ser ama de casa de tiempo completo por cuestiones de visa (la mía no me permite tener un trabajo rentado.) Entonces me puse a buscar cosas para hacer. Entre ellas, encontré un curso online del departamento de extensión universitaria de la Universidad del Salvador sobre el cuento argentino. Lo hice en el año 2008.

Uno de los capítulos del curso estaba dedicado a Borges. Recién ahí pude comenzar a entender varias cosas, como sus temas y sus técnicas de escritura y me interesé por su vida y obra. Me compré Ficciones, El Aleph, Historia universal de la infamia y El libro de arena para leer los cuentos asignados en el curso.

Una vez terminado, intenté seguir leyendo a Borges por placer. Empecé por Ficciones. No llegué muy lejos. Sinceramente, el texto me adormecía y, lógicamente, no lo entendía. Abandoné la lectura, Borges no era para mí.

Hace poco, en pleno vuelo a Buenos Aires casualmente, estaba revisando la lista de títulos de mi e-reader  y estaba Ficciones. Pensé que allí, sin distracciones y sin nada que hacer, podría hacer un nuevo intento.  Esta vez llegué a buen puerto. No solamente entendí lo que estaba leyendo, sino que le encontré nuevos significados.

Por alguna desconocida razón, este era el momento indicado para leer Ficciones. Todo tiene un por qué en la vida y un momento indicado para hacerlo. Tratar de hacerlo en otro momento lleva al fracaso. Hay que tener paciencia para dar con ese  momento mágico.

***********************

El veo veo es un juego que jugamos muchas veces cuando éramos chiquitos. Y ahora queremos seguir jugándolo. Es una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, conocer otros viajeros que andan dando vueltas por el mundo. Podés seguirlo en Twitter con el hashtag #veoveo y visitar los blogs de los demás participantes.
 
Cuerpo-sentido
No hay rincones sin color
Planeta tour
Creando felicidad
Titin Round the World
Con los pies por la tierra
Ir andando
Caminomundos
Rumbeando por ahi
Paper-versos
La otra ciudad
Charlas y caminatas
Babelia heterogenea
Aprendiendo a ser
Prometeo
Mi vida en una mochila
Mihaelo
Aby viajando
Que memoria la mia
Facundo en el mundo
Anuncios

25 Respuestas a “#veoveo Un libro

  1. Pingback: Veo veo: un libro | Creando felicidad·

  2. Pingback: Veo veo – Un Libro | Charlas y Caminatas·

  3. Estoy de acuerdo! cada cosa tiene su momento… me ha pasado varias veces de empezar a leer un libro y dejarlo, retomarlo y volver a dejarlo. Con el tiempo entendí que cuando eso me sucede, no puedo forzar la lectura. Lo dejé de lado entonces, y lo retomé un buen tiempo después. Esa vez me devoré el libro! Es así con los libros y con muchas cosas de la vida, tienen su momento. Hay que tener paciencia nomas.

    Me gusta

  4. Pingback: Veo Veo: Del fin del mundo hasta ti a través de un libro | Planeta Tour·

  5. Hola Ana! yo descubrí a Borges este año y me voló la cabeza, nunca es tarde no? todo tiene sus tiempos, no te arrepientas por no haber escuchado un tango cuando estabas aca, tal vez no era tu momento para disfrutarlo 🙂 te mando un abrazo grande,
    Lorena

    Me gusta

  6. Es así, no caben dudas, son los libros, los textos los que eligen el momento en que debemos leerlos. Podemos elegirlos pero si no es el momento indefectiblemente los hemos de abandonar hasta el momento oportuno!
    Te mando un abrazo!!!

    Me gusta

  7. Pingback: #Veo Veo: Un Libro, muchos libros, ningún libro. | Soñando por el Mundo·

  8. Pingback: Veo Veo: ¡un libro! | Con los pies por La Tierra·

  9. Eso! Eso! Los libros siempre merecen una segunda oportunidad. Yo sé que los libros están intrínsecamente conectados a los momentos de la vida. Capaz me podés ayudar y decirme en qué libro de Borges está el poema que tiene la frase que cito en mi post. =)

    Me gusta

  10. Pingback: Veo Veo “Un Libro” | Aprendiendo a Ser·

  11. Pingback: Veo Veo Un libro·

  12. que lindo que hayas podido leer a un grande de la literatura argentina… yo todavía no pude… Es como esas cosas que no te gustan y queres que te gusten pero llegan a su debido tiempo…como por ejemplo a mi ya me llegó el tiempo de la cerveza y el del mate… estoy esperando que llegué el tiempo del vino y borges!

    Me gusta

  13. Pingback: Veoveo: el libro o la vida | Hey Hey World·

  14. Pingback: Veo veo: Una taza de té con identidad cultural estigmatizada. - Dale Viaja!·

  15. ¡Anitaaaaaaaaaaa! Totalmente de acuerdo, todo tiene su momento. No hay que forzar, los momentos siempre llegan. Sabés que hace meses que vengo pensando en releer Borges, y estoy teniendo varias “señales” así que creo que está llegando el momento.

    Re lindo veo veo.

    Me gusta

  16. Pingback: Veo Veo: Un libro, el viejo y el mar | Ir Andando·

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s