‘Neath the Wreath, feria navideña

Mi amiga Kris sugirió ir a una feria navideña después de jugar al tenis. Mmmm, nop, no me gustan esos lugares llenos de gente caminando despacio y que por mirar los productos en los stands, no miran por donde van y te chocan o te pisan.

Al final fui, a veces tengo el sí fácil. Esta feria en particular se realiza todos los años y la organiza la Junior League de Collin County, una sociedad de beneficencia con filiales en todo el país.  Muchos aprovechan para comprar regalos de Navidad por adelantado, así no es tanto despiole cerca de la fecha. Yo tengo casi todo comprado (voy comprando cositas aquí y allá en los meses previos a una visita familiar), así que los que compré será para muá.

neath5

El evento se llevó a cabo en un centro de convenciones enorme. Había muchísimos stands: adornos navideños, tortas, decoración, ropa, de todo. Y también había bastante gente. La relación hombre-mujer era más o menos 2500 mujeres por cada hombre.

Con la entrada ($10) me dieron una plano de los stands y una bolsa enorme para guardar el botín. Me vino bien porque no había llevado cartera (dejé las cosas de tenis en el auto y me quede con el teléfono y la billetera y no daba andar cargando raquetas).

neath4

Kris se encontró con amigas y vecinas que casualmente habían ido en ese momento, no paraba de saludar. También nos encontramos con Debbie y Betty Sue, dos “chicas” (al menos en espíritu) de nuestro equipo. Charlamos sobre la última fecha del torneo (para el olvido) y cada una siguió mirando y comprando regalos.

neath

Vi cosas que me gustaron un poco, cosas que me gustaron mucho y cosas que nada. En general, no me atrae el estilo texano-sureño-estadounidense, no me parece tan sofisticado o directamente lindo como el europeo. Pero siempre encuentro alguito para comprar, para detrimento de la tarjeta de crédito y nervios de mi marido. Compré un pajarito de género para colgar en el arbolito, un monedero bordado con canutillos y dos fuentes chicas de estaño mexicanas. A Kris no le daban los brazos para cargar todas sus compras, terminé cargando su árbol navideño hecho con cañitos finitos de metal.

neath2

Las dos nos cansamos más o menos al mismo tiempo, tenemos una tolerancia limitada para estos eventos y  nos fuimos. Se nota que estaba cansada porque me perdí volviendo a casa y tuve que usar el GPS del teléfono, que tenía 10% de batería. Por suerte me ubiqué y pude llegar a casa sin tener que bajar a preguntar.

Anuncios

8 Respuestas a “‘Neath the Wreath, feria navideña

  1. Como a la mayoria de las mujeres me encantan las ferias! por lo que nos muestras en las imágenes muchas cosas son de mi agrado, así que lo hubiese pasado muy bien por ahí.

    Besos

    Me gusta

  2. Me encantan las ferias, pero la navidad se me complica un poco. No es por la familia, ni porque me ponga mal, es porque… ya estamos en diciembre. Ayer era abril y de repente llegaron las fiestas.

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s