M de Mont Saint Michel

El ferry de Jersey a St. Malo salió temprano por la mañana. Me gusta el nombre de la empresa: Condor.  Yo creo que el sueño me impidió marearme, como me suele suceder en cualquier embarcación. Al llegar al puerto de St. Malo, buscamos el auto que habíamos alquilado  y salimos rumbo a Mont-Saint-Michel (departamento de la Mancha en la región de la Baja Normandía) a 56 kilómetros al este de St.-Malo.

Mont Saint-Michel envuelto en la bruma del mar

Mont Saint-Michel envuelto en la bruma del mar

De lejos, la ciudadela amurallada de Mont-Saint-Michel parece una isla rocosa que se alza sobre un mar de pasto, rodeada de ovejas paciendo en vez de delfines saltarines. O un castillo de cuento donde vive una princesa presa de una bruja malvada. Al acercarse, uno se da de bruces con la civilización moderna encarnada en un estacionamiento lleno.

Falta sortear la seguna murralla

Falta sortear la seguna murralla

Uno traspasa esas murallas medievales de piedra que parecen inexpugnables y se encuentra con La Mère Poulard, un restaurant famoso por sus omeletes, que data de 1888. Los cocineros baten como tres mil huevos a la vista del público y luego cocinan cada omelette, que parece una pierna de jabalí por lo grande, directamente sobre el fuego de la chimenea. Nosotros tuvimos el tupé de pedir una mesa sin tener reserva previa y el maître se nos rió en la cara, diciendo que no hay lugar y adiós. El clásico estereotipo del mozo francés maleducado.

Mirá toda esa manteca normanda deliciosa

Mirá toda esa manteca normanda deliciosa

Al foigón

Al foigón

Preparando omelets en La mere Poulard

Preparando omelets en La mere Poulard

Al cruzar un muro interior, bajo la atenta mirada de las gárgolas, se entra en la ciudadela. Hay que ir derecho a pagar el ingreso. Noté que ese día había muchísimos turistas japoneses, tanto en el hotel como en la ciudadela.

Las calles son estrechísimas, caben seis o siete personas a lo ancho, y ese sábado de octubre estaban llenas de pared a pared. Me dio claustrofobia. Los negocios son las clásicas “trampas atrapa-turistas”. Venden chirimbolos, recuerdos, libros. También hay venta de crepes al paso. El olorcito a crepe es muy tentador y endulza la claustrofobia que causa la multitud.

Caminar asi, hombro con hombro, me pone nerrrrviosa

Caminar asi, hombro con hombro, me pone nerrrrviosa

A la tarde, cansados y con dolor de cabeza, nos sentamos a tomar una cerveza y una Orangina y nos mataron: €15! (era 2008)

La abadía está en la cima del monte y las calles van subiendo en forma de espiral.  El edificio es magnífico, con techos altísimos, columnas que se elevan hacia el infinito y con los arcos ojivales clásicos de la arquitectura gótica.  La abadía por dentro está medio pelada y, salvo alguna que otra estatua o fresco, no hay objetos que muestren cómo vivían los monjes. Eso es un tanto decepcionante pero la belleza de las callecitas, de las casas, de la abadía y de la vista desde lo alto lo compensan con creces.

Vista hacia el mar

Vista hacia el rio Le Couesnon

Uno de los jardines

Uno de los jardines

Adoro esas callecitas medievales, aunque no me gustaria vivir en una de ellas.

Adoro esas callecitas medievales, aunque no me gustaria vivir en una de ellas.

Un poco de historia

Una leyendo cuenta que en el año 708, Auber, el obispo de Avraches, fundó una pequeña iglesia siguiendo órdenes del Arcángel Miguel. En 966, el rey Ricardo I fundó ahí mismo una abadía, donde se instaló una comunidad de monjes benedictinos. De a poco fue creciendo un poblado alrededor de la abadía.

En el siglo XI se construyó una iglesia de estilo románico que fue destruida en un incendio. En el siglo XIII comenzó a construirse la edificación que vemos hoy. En los siglos XIV y XV se agregaron las murallas defensivas, bastiones y torres.

A partir del siglo XV, se la utilizó como cárcel para presos políticos y, a partir de la Revolución, a los monjes se les dio vuelta la tortilla y terminaron presos en su propia abadía.

En 1874 Mont Saint Michel fue declarado monumento histórico nacional, y en 1979, Patrimonio de la Humanidad de UNESCO. Los benedictinos volvieron a instalarse en 1969. Todo en la vida es un círculo que se cierra.

La iglesia

La iglesia

Datos útiles (según nuestra experiencia)

Nos alojamos en el Hotel Mercure (8 Route du Mont Saint-Michel, 50170 Mont St.Michel). No muy caro, incluye desayuno y está muy cerca del Monte, a menos de 3 km.

Cuando llegamos almorzamos baguettes de jambon et fromage en La Brioche Dorée que está casi frente al hotel.

Si quieren comer un omelette de la Mère Poulard HAGAN UNA RESERVA.

Nosotros fuimos en ferry desde Jersey y alquilamos un auto en St. Malo. Tengo entendido que hay un tren directo desde Paris. O avión.

Paz nocturna

Paz nocturna

 

 

 

Anuncios

8 Respuestas a “M de Mont Saint Michel

  1. Un rincón de Francia muy atrayente y además adoro los pueblos medievales.

    Este post llega justamente cuando estoy esbozando o soñando el próximo viaje que será recién en agosto del 2014 jaja imaginate todo lo que puede pasar en el medio en nuestras vidas y en nuestro pías!

    Besos

    Me gusta

    • Es verdad, puede pasar cualquier cosa! Peeero pensemos en positivo.
      Si estás planeando visitar Francia, te puedo pasar algunos datos de lugares que me encantaron. Nosotros visitamos las regiones de Bretaña, Normandia, Champagne y Lot-et-Garonne.

      Me gusta

  2. Por ahora están primeros en la lista de deseos: Holanda y Dinamarca, más la parte de Alemania que nos quedó pendiente este año, recorriendolos en auto como a nosotros nos gusta. Pero… todo depende del precio del vuelo… si aparece mejor precio a París, en una de esas cambiamos el recorrido y te estaré solicitando ´la información que me ofrecés. Gracias!

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s