#veoveo Una taza de té

El anticuario tiene dos locales, uno a cada lado de la calle a la entrada del pueblo de Suipacha. Recorremos el galpón donde están los muebles y el taller de carpintería. Un artesano de la madera amorosamente lija un mueble antiguo. Charlamos un rato sobre su oficio.

En el local de enfrente hay muebles listos para vender, platería, libros, lámparas, juegos de mesa y un montón de cosas inclasificables, casi cachivaches. Una pátina de polvo y tiempo cubre cada cosa.

Nos separamos, cada uno va por su lado buscando algo que le interese o simplemente mirando. Quedo absorta observando una vitrina con juegos de porcelana. Faltan algunas piezas, otras tiene alguna rajadura, nada grave. Un juego de chocolate me llama la atención porque es muy parecido a uno que tenía mi abuela. Mamá lo confirma.

Sigo curioseando. Un juego de té casi completo: tetera, azucarera, lechera y cinco tazas y platos. Fondo blanco con flores en naranja, negro y dorado. Tengo que poseerlo. Lo compro.

taza grindley

En casa desenvuelvo cada pieza. El interior de la tetera tiene manchas marrones dejadas por el uso, lo mismo las tazas. No hay problema, sale con un poco de lavandina.

Busco en internet información sobre el fabricante, W.H. Grindley and Co. Ltd de Tunstall, Inglaterra, siguiendo la marca en la base de cada pieza. El estilo de las tazas me recuerda a la década de 1940. Lo único que pude averiguar es que esa marca se usó desde 1936 a 1954, así que muy equivocada no estaba.

grindley

Me imagino a una mujer joven, recién casada, horneando un bizcochuelo para el té, con ganas de estrenar la vajilla nueva. Labios carmesí, el pelo peinado con ondas, vestido floreado, lista para recibir a sus amistades, servirles un rico té y pasar una tarde agradable.

Si querés leer más veo veos, podés buscar en Twitter #veoveo o seguir los enlaces que están debajo:

Con los pies por la tierra;

Rumbeando por ahi

Caminando por el globo

Aby viajando

Pensadora

Dale viaja

Prometeo

No hay rincones sin color

Ir andando

La de ojos abiertos

Babelia heterogenea

Amneris Mazzeo

Cruzar la puerta

La mochila de mama

Magia en el camino

Mi vida en una mochila

Titin Round the World

La Zapatilla

Caminomundos

Sweet Virginia

Anuncios

27 Respuestas a “#veoveo Una taza de té

  1. Que bueno!!!
    La de historias que tendrán para contar esas tazas!!!

    Visualizo totalmente a tu joven recién casada….

    Besos.

    Me gusta

  2. Pingback: Veo Veo: ¡una taza de té! | Con los pies por La Tierra·

  3. Pingback: Veo Veo: Pensamientos sobre una taza de té | Ir Andando·

  4. Me imagino que ese juego estará acompañanando a los posatortas que nos mostraste en otro post. Tienes a tus tesoros exhibidos? o están guardados y cada tanto los miras?
    Besos

    Me gusta

  5. Pingback: Veo Veo #5 “Una taza de té”: Amo el aroma del café y el té con leche me da náuseas. |·

  6. Pingback: Veo veo: una taza de té·

  7. Pingback: Veo Veo #5: una taza de té que nunca fueron tres... « Magia en el Camino Magia en el Camino·

  8. Pingback: Veo Veo #5: ¡Uy, que ganas de tomarme una taza de té! | Titin round the world·

  9. ¡Anita que bellooooo! Te voy a confesar que igual me dio un poco de nostalgia. Bah, siempre que pienso en ese tipo de cosas (gente anónima que ya no está), me angustio, soy una sensible. Pero más allá de eso, me gustó, lo voy a tomar por la parte positiva e imaginarme a la mujer que describiste, que seguro la pasó bárbaro con sus amigos tomando té. Besote enormeeeeeeeee

    Me gusta

  10. Pingback: Veo veo: una taza de té | La Zapatilla·

  11. Me encantan tus tazas de té y lo mejor de todo la historia que llevan detrás… preciosa. Después de eso tomar el té en una de esas tazas es todo un honor… ¡genial! 😉

    Me gusta

  12. Me imagino cuantas confesiones deben haber escuchado esas tazas, cuantas charlas de amigas, de madre-hija, de abuela-nietos… cuantos vínculos guardarán!!
    Hermoso veo veo!
    Un besoo

    Me gusta

  13. Qué lindo post! Amo esos lugares… qué tentación! Describís exactamente el sentimiento… “tengo que poseerlo” jaja, lo sentí muuuuuuchas veces! Besos Ann!!!

    Me gusta

  14. Pingback: Veo Veo #5 “Una taza de té”: Amo el aroma del café y el té con leche me da náuseas. | Aprendiendo a Ser·

  15. Pingback: VEO VEO*: UNA TAZA DE TÉ·

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s