Siena

Mirando a mi alrededor entendí de donde proviene el color siena. La ciudad es una sinfonía de ocres, interrumpidos por algún que otro fresco y las franjas blanquinegras de la catedral. Como Roma, Siena se erige sobre siete colinas y, según una leyenda, fue fundada por Senius, el hijo de Remo. No sé si es verdad pero lo que sí sé es que algunas calles son bastante empinadas.

Un toque de color en esas callecits ocres.

Un toque de color en esas callecitas ocres.

Ya esta altura del viaje estaba cansada física y mentalmente. Caminamos tanto cuesta arriba y abajo que a la noche se me acalambraban los pies. Y el cansancio mental venia del agotamiento que produce el tránsito, la cantidad de gente gritona y la sobrecarga de información. Mi cerebro puede absorber una cantidad determinada de obras arte, nombres, fechas. Cada tanto tengo que resetearlo. En mi diario de viaje escribí “estoy harta de la gente, de esquivar autos por calles estrechísimas y de las motos de mierda.”

Camino al Duomo, Catedral de Santa Maria Assunta, que es una maravilla, me llamó la atención una vidriera colorida. Era el estudio de un iluminador. Este oficio tiene su origen en la Edad Media. En esa época eran los monjes quienes copiaban libros  en papel pergamino y pintaban las ilustraciones con láminas de oro y pigmentos de colores brillantes.  Este artesano moderno continua la tradición y hace tarjetas, postales, diplomas, invitaciones, etc., a mano. Muy amablemente me dejo pasar a su estudio y sacar fotos. Lamentablemente no puede hacerle mil preguntas porque mi italiano es paupérrimo y creo que él no hablaba mucho inglés.  Pero me llevé algunas tarjetas divinas que me transportan a épocas pasadas.

piZap.com free online photo editor, fun photo effects

Más tarde, cuatro euros nos permitieron entrar a la catedral (sin incluir la cripta ni el museo catedralicio). El interior es impactante, con sus columnas revestidas en mármol blanco y negro que parece que se elevan hasta el infinito. Algo digno de admiración es el piso cubierto de taraceas de mármol y esgrafiados. Hay tantas cosas para ver que los ojos ni la cámara dan abasto, entonces recurrí al plan B: comprar un librito explicativo para leer tranquila en casa.

El revestimiento en franjas de marmol blanco y negro es tipico de la Toscana

Duomo – El revestimiento en franjas de marmol blanco y negro es tipico de la Toscana

La otra gran atracción de Siena es la Piazza del Campo, esa plaza semicircular donde todos los años se corre il Palio, una carrera de caballos de origen medieval (se ve bien en la película Bajo el sol de la Toscana. También ahí filmaron escenas de esa película insufrible de vampiros, Twilight). Es un evento muy importante para la ciudad porque cada contrada, o barrio, está representada por su jinete. En la calle vimos a unos chicos jóvenes practicando sus artes banderiles y una banda de chicos de diez o doce años practicando sus instrumentos de percusión. Era abril y la carrera es en julio y en agosto. Es evidente que se lo toman muy en serio.

Piazza del Campo – Siena from Ana Astri-O’Reilly on Vimeo.

siena

Ensayando para el gran evento

Vista hacia fiera de los muros

Vista hacia fuera de los muros

Almorzamos en La Taverna del Capitano, un restaurante que está muy cerca del Duomo, Via del Capitano 6/8. Es la única que hay en esas cuadras. La comida es muy rica pero es bastante ruidoso porque no hay nada que amortigüe los ruidos.
 
Foto de yapa
 
El papa Pancho

El papa Pancho

El interior es espectacular

El interior es espectacular

Anuncios

10 Respuestas a “Siena

  1. Sólo estuve unas pocas horas de un lluvioso día en Siena, pero eso bastó para que me encantara el lugar.
    Me alegra recordarlo a través de este relato y sus imágenes.
    Besos

    Me gusta

  2. ahhh…Siena!…la tarde en que la visitamos estaba lluviosa -apenas llovizna entrecortada de a ratos por un poco de sol- y eso hacia que su casco antiguo se viera particularmente atractivo. Andar por aquellas callecitas estrechas y pintorescas me resultó maravilloso, era como andar por otro tiempo, entre aquellas altas paredes de piedra e historia que superaban mi registro y referencias.
    Me hubiera gustado tener más tiempo para recorrerla como en realidad merece y eso de encontrar gente gritona, te diré, que creo que éramos nosotros -acordate que iba con más de cien adolescentes!- los que rompíamos el silencio de los demás!
    Un abrazo y gracias por revitalizar mis recuerdos.

    Me gusta

  3. Qué belleza Ana!!! me lo recomendaron mucho, pero no alcanzó el tiempo para todo… será la próxima vez en Italia… Es una de las ciudades medievales más conservadas, no?
    sigo chusmeando tus últimos viajes! Qué placer!!!

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s