Historias de vida en el aula

Aula 215

Aula 215

Hace tiempo me anoté en un curso sobre cómo escribir una novela dictado por el Departamento de Extensión Universitaria del Collin College y hoy fue la primera clase. La profesora es una escritora de Dallas que escribe novelas románticas (que no suelo leer) y guiones de cine.

La profe distribuyó etiquetas autoadhesivas para que escribiéramos nuestro nombre y la pegáramos en la solapa. Tener mi nombre pegado en la ropa invariablemente me hace sentir un poco tonta.

Somos nueve alumnos, la abrumadora mayoría (8), mujeres. Al momento de presentarnos, cada uno conto cuál es su experiencia con la escritura y que tiene proyectado escribir. Yo no lo tengo muy claro, quizá algo relacionado con viajes o mi vida en el extranjero*. Resulta que no soy la única con esa inquietud. Hay otra extranjera, una inglesa de Buckinghamshire, y también le gustaría escribir acerca de su experiencia como inmigrante.

Todos tenemos historias de vida diferentes y algunos son más interesantes que otros. Por ejemplo, una ya escribió sus memorias y quiere ver si las convierte en una novela que cuente su lucha contra la enfermedad mental durante diez años. A otra le gustaría novelar las historias que le cuenta su suegro de cuando peleó en la Segunda Guerra Mundial y de sus compañeros en el hogar de ancianos donde vive. Esto disparó en mí la idea de escribir las experiencias de mis abuelos, uno en la Guerra Civil Española y el otro en la Marina Mercante y preservarlas para la generación que me sigue.

Hubo dos que nos hicieron emocionar hasta las lágrimas. Una chica de mi edad contó que su experiencia como escritora se reducía a las cartas que la mandaba a su marido cuando estaba destacado en Irak y no había otro medio de comunicación. Y las lágrimas le rodaban por la cara al contar que su marido falleció en febrero (yo tenía un nudo en la garganta y ojos llenos de lágrimas) y que quiere compartir todo lo que vivió, desde su vida como esposa de militar hasta el dolor de la viudez, con las mujeres que están en su situación y con sus hijos. –“Uno lee libros de autoayuda pero no sirven para nada, no cuentan las cosas como son,” dijo en un momento. Pienso lo mismo.

El único hombre, un señor mayor, es dramaturgo amateur que dejó de trabajar para dedicarse a hacer lo que le gusta porque, dice, la vida es corta y hay que aprovecharla. Todo bien hasta que se le quebró la voz al contar que su esposa también falleció después de cincuenta años de casados y “ahora tengo todo el tiempo del mundo. Me sobra el tiempo.” El paquete de pañuelos descartables iba y venía por el aula. Y agregó que, aunque no es un fanático religioso, reza mucho y que “Dios me puso una novela en la cabeza y esa es la historia que quiero escribir.”

Yo no creo en la inspiración divina, sino en que las historias están ahí esperando que uno las descubra y las cuente.

* Al releer esto me doy cuenta de que es exactamente lo que estoy haciendo en este momento.

Anuncios

4 Respuestas a “Historias de vida en el aula

  1. No creo en las casualidades…creo que hay causas esperando ahí para que las descubramos y terminemos de atarlas, unas con otras. Todos estaban allí esperando compartir sus emociones para luego poder escribirlas.
    Hermosa experiencia que sin dudas te traerá grandes gratificaciones.
    Un abrazo

    Me gusta

  2. Qué lindo Ana! Te apoyo, dale! No sé si la inspiración tiene mucho que ver, soy de la idea que hay que escribir todos los días, como decía Borges. Eso es lo que hace el trabajo de escritor, la práctica, no dormirse en los laureles de la inspiración. Bien Ana!

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s