Colonia del Sacramento

Colonia del Sacramento, Uruguay, es uno de los tantos lugares cercanos y de fácil acceso que no conocía. Será que uno busca lo difícil, lo exótico, lo que le da “chapa de viajero” por sobre lo local, lo nuestro, lo que nos hace ser quienes somos. O quizá sea porque como está ahí nomás, cruzando el charco, uno piensa que puede ir en cualquier momento y así se pasa el tiempo y uno nunca va a esos lugares.

El caso es que gracias a nuestros amigos extranjeros conocí Colonia. Ellos habían leído en TripAdvisor que valía la pena ir si estaban en Buenos Aires y los venció la curiosidad –además del afán de sumar países sudamericanos a su lista. Pues bien, después de caminar por San Telmo y Plaza de Mayo hacia Congreso para comer empanadas en La Americana con el correspondiente pingüino, fuimos a Buquebús a comprar los pasajes para el día siguiente.

Había bastante gente por ser miércoles pero de ninguna manera estaba completo. Probé comprar pesos uruguayos en Argentina. El empleado de la casa de cambio que está en Buquebús me dijo que él no estaba autorizado a vender moneda extranjera y que la cosa estaba complicada. Y sí. Igual no tuvimos problema con el dinero porque allá aceptan pesos argentinos (ponen los precios en uruguayos, argentinos, reales y, a veces, en dólares). Recomiendo no comprar comida en el buque, es carísima. Por ejemplo, dos sándwiches y dos aguas Ser nos costaron 30 dólares. Muy doloroso.

Otra cosa que no sabía (me faltan las orejas de burro) es la diferencia horaria con Uruguay. Hay que adelantar el reloj una hora al cruzar el rio.

En el puerto de Colonia están haciendo reformas, parece que va a quedar más lindo y moderno. La oficina de atención al turista es súper moderna, como un cubo de vidrio, y esta fuera del puerto, a unos 200 metros a la izquierda. Me atendieron muy amablemente cuando fui a pedir información.

Se puede alquilar carritos de golf o motitos pero nosotros decidimos caminar hasta el casco histórico, menos de diez cuadras. El pueblo, muy tranquilo, limpio y ordenado, da un bienvenido respiro a la locura de la gran ciudad.

Almorzamos en un restaurant  muy lindo pero lamentablemente ya la parrilla estaba cerrada. Entre el viaje y el cambio horario, eran pasadas las 3. Pedimos chivitos uruguayos y una botella de tanat, haciendo honor al vino representativo de Uruguay (es como nuestro malbec). Me sentí como en casa, al menos hasta que escuchaba palabras diferentes como boniato en vez de batata o tenía que pagar algo en uruguayos. Ahí me caía la ficha de que estaba en un país extranjero. ¡Pero es que  no lo parece!

El casco antiguo me enamoró. Es como volver en el tiempo y resulta fácil imaginarse, por ejemplo, a las tropas españolas o portuguesas o criollas, según la época. Las casas bajas son de colores alegres y el empedrado es traicionero (no vayan con tacos altos). La Calle de los Suspiros es muy pintoresca, con empedrado de cuña original y, según mi guía, “guarda características espaciales de la primera época colonial”.

Me encantaron las ventanas con flores y rejas de hierro forjado y la profusión de faroles.

Subimos al faro, cuya construcción fue iniciada por los soldados de Rosas en 1845, interrumpida por la Guerra Grande y terminada en 1857. La escalera es súper angosta y arriba había mucho viento. Saque un par de fotos y bajé. ¡Se me acalambraron los muslos del esfuerzo! Tanto tenis al reverendo …

No fuimos a ninguno de los museos (Portugués, Municipal, del Azulejo y otros) porque no nos alcanzaba el tiempo. Voy a usar eso como excusa para volver.

Volvimos a Buenos Aires en el barco lento. Me mareé un poco pero por suerte dormí casi todo el tiempo (el cruce dura tres horas).  Nuestros amigos se fueron de parranda por Puerto Madero pero nosotros estábamos agotados y fuimos directo a la camucha.

Anuncios

10 Respuestas a “Colonia del Sacramento

  1. Ay Colonia… no puede ser mas bella!
    He ido con mi marido de novios, con amigas y siempre dan ganas de volver
    Si la próxima podes quedarte dos dias y pasar laa noche alli te recomiendo el hotel Plaza Mayor, con su patio empedrado, el aljibe, las habitacionss dan al patio, desayunar mirando el rio…
    si sigo hablando me voy mañana! 🙂

    Me gusta

    • Si, la verdad que Colonia es preciosa.
      Me parece que pase por ese hotel y me puse a chusmear por la puerta, que estaba abierta. El patio es una hermosura. Lo voy a tener en cuenta para la proxima. Gracias por el dato!

      Me gusta

  2. Ana, conocí Colonia hace unos años y quedé enamorada. De por sí Uruguay es una belleza, tal como bellas personas son los uruguayos, para nosotros -en mi caso no soy de Bs As, sino de Rosario, la calidez de las calles y la gente uruguaya nos da la ilusión de estar en la propia tierra pero con las bondades de un tiempo mejor, de cuando los vecinos se conocían, las puertas quedaban abiertas y nadie tenía miedo que le roben al andar por ahí.
    El casco antiguo de la ciudad de Colonia es una joya tenemos aquí cerquita y que hay que conocer, sí o sí, no hay excusa!
    muy buena crónica nos has presentado hoy, como siempre.
    Un abrazo.

    P.d
    sabrás de la convocatoria para la tarjeta navideña que estoy armando. Espero tu foto!
    =)

    Me gusta

  3. Que lindo que conociste Colonia. Es una ciudad preciosa! Yo fui allá unas tres o cuatro veces, la última en el 2009. Me encanta también toda la parte del casco histórico, etc..
    Vale la pena conocer, y como vos decis está cruzando el charco!
    beso, buen finde

    Me gusta

  4. Lindísimas las fotos de Colonia que sacaste. Es por ahi increíble que para los porteños y bonaerenses que la tienen ahí nomás, la visiten tan poco o no la conozcan, no? Yo fijo que en cuanto pase por Buenos Aires en un próximo viaje, me hago la escapada a Colonia.
    Lo de no poder comprar pesos uruguayos o divisas, era porque no podían vender a argentinos o no pueden vender, period? Tus amigos tampoco?

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s