Noche de ópera

Suelo escuchar la radio clásica en el auto. Además de música, pasan anuncios sobre la actividad cultural de la ciudad. Entre ellos, estaba el estreno de la ópera Aida de Verdi en el Winspear Opera House, el teatro lirico de Dallas. Le comunique a mi marido que estaba encargado de conseguir entradas. Hizo un trabajo fantástico: consiguió asientos  muy bien ubicados.

Como nunca había ido a la ópera, no sabía bien que ponerme. Opté por un vestido de cocktail violeta y blazer negro. Cuando llegamos, la alfombra roja estaba a pleno. ¡No había caído en la cuenta de que era la noche de estreno! Nos quedamos chusmeando, bueno, yo chusmeaba y Sean me esperaba.  Un locutor anunciaba a cada uno de los invitados, entre ellos la alcaldesa de Dallas. Como no pertenecemos a la crème de la crème, no conocía a nadie pero me encantó el choluleo. Un cuarteto de cuerdas amenizaba el evento.

Vestido rojo para la alfombra roja?

Yo en la alfombra roja (al costadito!)

Tomamos una copa de sauvignon blanc en el foyer, mientras mirábamos a la gente y yo sacaba fotos. Muy out lo mío pero estaba chocha en mi primera noche en la opera. Había muchas mujeres de largo y estolas de visón, hombres con traje o esmoquin, algún desubicado en jeans y los ni muy muy ni tan tan como nosotros.

Nos arrearon hacia la sala y nos ubicamos en la platea. Quiero destacar que el telón es obra del artista argentino Guillermo Kuitca.  Hace un par de años vi en el Dallas Museum of Art una exhibición de los bocetos que hizo para esta obra. Es espectacular. No lo digo con el falso orgullo de los que se cuelgan del éxito de un argentino afuera sino con genuina admiración.

El telon

De repente la orquesta comenzó a tocar y la gente se puso de pie a cantar el himno. Muchos se llevaron la mano derecha al corazón. Nosotros nos paramos por respeto (los himnos y las banderas de todos los países se respetan en cualquier circunstancia). Todos los himnos patrios tienen una fuerza y una energía particulares para comunicar su mensaje de libertad y demás, y es fantástico escucharlo cuando los toca una orquesta sinfónica en vivo.

Un saludo a todos los que me conocen

La ópera en si fue espectacular. Emocionante. Intensa. Si bien dura como tres horas, el tiempo pasó volando. Pude seguir la historia gracias a los subtítulos en inglés. Pude captar a algunas frases y palabras en italiano, que me pase cantando al otro día. Traditoooooore!! Traditoooooooore!! Sean me miraba con resignación.

Fue una introducción ideal al mundo de la lírica. Ahora, quiero ir al Colon, a la Scala, a la Opera de Sydney…

Saludo del entreacto. No se puede sacar fotos ni filmar pero ojos que no ven…

Saludo del final. Idem foto anterior

Anuncios

4 Respuestas a “Noche de ópera

  1. Que elegancia oh la la!
    Bueno, no es un género que me atraiga, aunque no estaría mal ir al teatro alguna vez a ver una ópera completa (aunque confieso que 3 horas … me asusta un poco). Aída tiene algunas partes conocidas que están buenas. Lástima que aqui no te ponen alfombra roja tipo Joligud, habría que implementarlo.
    El teatro se ve muy lindo!

    Me gusta

  2. Que lindo tu noche de opera! Está bueno hacer cosas diferentes, asi vas viendo que te gusta y que no. Cuanto glamour lo de la alfombra roja! 🙂
    Buena semana

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s