Visita relámpago a Buenos Aires

Aproveché que fuimos a Buenos Aires a renovar la visa para EEUU para hacer un poco de turismo por la ciudad. A pesar de que fue una visita corta (corta para mis estándares: apenas 10 días), pude hacer bastante, intercalando turismo con té con amigas, asados con la family y partidos de tenis.

La entrevista en el consulado fue por la mañana. Al terminar, Sean se fue a la oficina que la empresa tiene en Vicente López y yo, a caminar por Palermo. Quería ir a la Biblioteca Nacional pero mis pies se rebelaron y me llevaron al Jardín Japonés. Tuvieron una buena idea ya que era un día de primavera soleado y tibio (hasta que se nubló. Ahí se pudrió todo).

Recordaba haber visitado el Jardín Japonés de chica pero eran recuerdos muy vagos. Ahora, de grande, me quedé encantada con las plantas, sobre todos las azaleas y el espacio en general. Me enamoré del puentecito rojo. Le saqué fotos de todos los ángulos posibles. Almorcé en el restaurant del Jardín. Comí gyozas (una especie de ravioles rellenos con cerdo, hervidos y después dorados a la plancha) muy ricas y como unas masitas rellenas de pasta de poroto adzuki de postre.

El día que fui a tomar el té con mis amigas en Oui Oui (en la esquina de Nicaragua y Dorrego) aproveché para caminar por las calles de Palermo -no sé si es Hollywood, Soho o que otro nombre idiota le han puesto. A pesar de que está de moda (algunos dicen que ya está medio “quemado”), me gusta el aire de barrio y las casas antiguas.

El día que fuimos a buscar los pasaportes al Microcentro, íbamos en el taxi tratando de decidir adónde ir a almorzar. El intríngulis era ¿ir a lo viejo conocido o probar algo nuevo? Con voz firme dije “Vamos a Café San Juan” Me acordaba de haberlo visto en la tele y me gustó la onda. Menos mal que hicimos una reserva desde el taxi, el lugar es tan chico que se llenó enseguida. Pedimos una selección de tapas, una más rica que la otra.

Después de comer hasta el hartazgo, sentimos que teníamos que caminar un poco. Cruzamos San Juan y fuimos a la Plaza Dorrego. Otro lugar que conocía bien pero que ahora miro con otros ojos, los de una turista. Hay más negocios y más turistas que cuando iba a dar clases por ahí cerca. Quise entrar en la iglesia pero estaba cerrada. Never mind, entré a otro lugar que siempre me intrigó: el Museo Penitenciario Antonio Ballvé, que está pegado a la iglesia.

Empezamos bien: el edificio data del siglo 18, y yo amo los edificios antiguos. En la recepción había tres empleados súper amables y atentos. La entrada es gratuita. El recorrido es corto pero interesante y el museo abre de lunes a domingos de 14 a 18 hs. La colección consiste en uniformes que se utilizaron en distintos penales incluyendo el famoso traje a rayas, fotos, objetos producidos en los talleres de los penales, esposas de diferentes épocas, puertas traídas de otros penales, fotos y demás. Hay una celda moderna y una que recrea las celdas del Cabildo.

Las rejas y candados me causaron un poco de claustrofobia pero lo que realmente me afectó fue la exposición de facas secuestradas a internos. Me dio mucha impresión pensar en el daño que pueden infligir esas armas y la violencia que se vive en las cárceles. Me fui caminando a paso apretado a respirar libertad a la calle.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

6 Respuestas a “Visita relámpago a Buenos Aires

  1. Al jardín japónes hace mil que no voy… café San Juan nunca (al menos que recuerde) y el museo penitenciario ni sabía que existía…
    O sea, debería hacer más turismo porteño! Sobre todo en días de semana en horario laboral que no debe haber nadie por esos lugares (en realidad tampoco me gusta que estén tan vacíos, pero bueno, mejor que lleno de gente es!)
    Como me tomo vacaciones en diez días no creo que me queden más este año pero el año que viene lo hago (total así como está la cosa por acá dificilmente podamos salir del país :S)
    Volviendo al tema, justamente ayer salió un artículo en la nación que decía que los turistas calificaban a buenos aires con diez en gastronomía (veo que mal o bien coinciden)… y cero en limpieza!!! (si es por el estado de los espacios publicos… totalmente de acuerdo!)
    Besos!

    Me gusta

  2. Me encantó tu viaje relámpago! FIjate que iba a catecismo en la iglesia de San Telmo y recuerdo la penitenciaría al lado, pero nunca entré. Capaz que cuando yo iba a la iglesia allá por la prehistoria, la penitenciaría no era museo sino que todavía funcionaba como cárcel? Vaya a saber. La placita Dorrego me produce sentimientos encontrados – jugaba siempre ahí o iba a la feria pero también muchas veces, en esas épocas complicadas, había que ir a “refugiarse” a la plaza hasta que desactivaban una bomba o se aseguraban que fuera falsa alarma. (sí, años 70).
    EL jardín japonés es precioso y el almuerzo suena genial. Ojalá pronto pueda hacerme una escapada a Baires, ya lo estoy necesitando 🙂

    Me gusta

    • El museo se inauguro en 1980. Antes habia sido un correccional de mujeres.
      De los 70 no me acuerdo mucho [pero mama siempre cuenta que las tres primeraas palabras que aprendi a decir fueron papa, mama y bomba. Imaginate.

      Me gusta

  3. Que lindo lo del viaje relámpago! Por suerte pudiste hacer unas cuantas cosas!
    El Jardín japonés es siempre un lugar agradable. Yo iba mas de chica, y volvi hace un par de años. Muy cuidadas las plantas, aunque me parece que vi menos peces en los estanques!
    Que bueno el paseo por San Telmo! Yo tengo pendiente entrar al Museo Penitenciario. Conozco nada más el patio, al que entramos fugazmente por una visita guiada teatralizada (de la que hablé en el blog hace poquito), pero ya era tarde y el museo estaba cerrado para visitarlo de otro modo.
    beso

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s