Zumba, no sos vos, soy yo

Este es mi gimnasio. Como no se puede sacar fotos adentro, se conforman con la fachada.

 

Hace un par de años se puso de moda el Zumba en los gimnasios de Dallas. Zumba es una clase de ejercicios aeróbicos inspirados en los bailes y música latina, tiene un poco de salsa, un poco de rumba y así. No es una clase de baile sino de gimnasia.

Algunas de mis amigas o bien van a esas clases o tienen ganas de ir. A mí, personalmente, nunca me inspiró ganas porque no tengo buena coordinación ni llevo el ritmo en la sangre. O sea, no me gusta mucho bailar.

Sin embargo, la semana pasada estuvo lloviendo y se cancelaron entrenamientos y partidos de tenis. Como no quería dejar de hacer actividad física, me acordé del dichoso Zumba. Mi razonamiento fue el siguiente: si hago gimnasia aeróbica, me ayuda a mejorar el rendimiento en la cancha de tenis. Pues bien, me fijé en los horarios de las clases y fui a la del jueves a la tarde.

Paso exactamente lo que anticipé que iba a suceder: todos iban para la derecha, yo para la izquierda. Todos daban un giro sobre sí mismos y yo me quedaba mirando. Lo que me descoloca es tener a la instructora de frente, ese efecto espejo hace que me resulte difícil de imitar los movimientos. Pero a fin de cuentas estaba ahí para moverme y quemar calorías, el resto es anecdótico.

Parece que hice un mal movimiento con los brazos porque el viernes a la mañana me desperté con el cuello duro. Tuve que llamar a Sean para que me pusiera átomo desinflamante (que me llevo desde Buenos Aires) y me hiciera masajes. ¡Juré que nunca más!

El nunca más duró hasta el miércoles. Algunas de las chicas estaban justamente hablando de Zumba y una me preguntó si quería ir con ella. Y bueno, dale. Por las dudas, fui a una clase esa tarde a ver si podía coordinar mejor y no hacer un papelón. Esta profe era más dinámica que la otra y la clase fue mucho más movida, mucho saltito para acá y para allá. Y en uno de esos saltitos me torcí un tobillo.

¡Ahora sí que nunca más!

Anuncios

6 Respuestas a “Zumba, no sos vos, soy yo

  1. JAJAJAJA!
    Me pasaba eso en clase de “aerosalsa”. No coordinaba ni a palos y me reventaba toda. Tiempo después, conocí este video, y me reía sola porque yo era tal cual esto! Seguro te sentís identificada:

    Me gusta

  2. Jajaja! Me hiciste reir mucho con tu cuento! Yo tampoco voy al gimnasio porque me considero muy descoordinada. Y también me encanta jugar al tennis. Beso, Sole.

    Me gusta

  3. Mira que la coordinacion y los movimientos vienen de a poco, Todos somos de madera en la primera vez que hacemos Zumba.. Pero después, de a poquito, el cuerpo, las piernas, los bvrazos y todo se acostumbran!

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s