Road trip por el este de Texas

Este fin de semana teníamos ganas de hacer un road trip porque hacía bastante que no hacíamos uno y porque siempre que viajamos la pasamos bien. La última vez recorrimos una parte del oeste de Texas así que esta vez fuimos para el este.

Mi sobrino Joaquín me contagió su pasión por los trenes. Al planear el viajecito, me acorde de haber leído en algún lado acerca del Texas State Railroad, un tren antiguo a vapor que anda los fines de semana.

Pues bien, compré los pasajes online ($56 cada uno e incluye el picnic), armé un bolsito y puse el despertador para el sábado a las 6.30. El pueblo de Rusk queda a tres horas de casa y había que estar a las 10.30 en la estación.

Llegamos con tiempo de sobra –raro en nosotros je je-. Hasta tuvimos tiempo de parar en el camino a sacarme una foto debajo del cartel de Gun Barrel City. El nombre de ese pueblo resume lo que es Texas: Villa Cañón de Escopeta.

Elegimos sentarnos en el vagón abierto. Yo pensé que íbamos al aire libre pero no, tiene techo pero no ventanas. Me imagino que en otra época sería la tercera o cuarta clase. Me olvidé de preguntar cuales eran los vagones destinados a los negros en la época de la segregación racial. En el museo de Dallas hay fotos de esa época y verlas da una bronca bárbara.

Una vez que se acomodaron todos los pasajeros, sonó el silbato y arrancamos. Yo me sentía un chico más, estaba chocha mirando el paisaje y sacando fotos. La música de fondo era medio cursi: las cortinas musicales de los spaghetti westerns, del Gran Chaparral, de la serie Dallas. Mmmmm.

En el apeadero de Maybelle el tren fue “asaltado” por bandidos. También subió el Marshall, con quien me saqué una foto. Nos charló un ratito en un acento tan cerrado que ni Sean ni yo entendimos qué dijo.

El viaje de ida duró una hora y media. En Palestine bajamos a comer un picnic y a ver la puesta en escena del secuestro de un funcionario del tren y de cómo el Llanero Solitario (¡posta!) lo rescató, con musiquita y todo.

El viaje de vuelta se me hizo un poco más largo porque ya se había pasado la novedad y porque el silbato y la campana me tenían podrida. A la vuelta, pasamos de ser el último vagón al primero porque trajeron la locomotora. Y se notaba que todos estaban cansados: los chicos lloraban, las madres los retaban, los hermanos se peleaban.

Faltando quince minutos para llegar, el tren disminuyó la velocidad y el motorman tocaba el silbato y la campana sin parar. Resulta que había dos burros blancos trotando por la vía de lo más chotos. Ni se inmutaron con los ruidos del tren. Al final tuvimos que seguir a paso de burro hasta la estación.

De ahí fuimos a Kilgore en busca de un restaurant de BBQ que tenía muy buenas críticas –merecidas, por cierto. Haciendo caso al dicho Donde fueres, haz lo que vieres, nos sentamos a comer antes de las seis de la tarde. No es nuestra costumbre pero en el medio del campo, donde estábamos, todo cierra temprano e incluso cierra los domingos. De ahí fuimos a Tyler a dormir.

Tyler se autodenomina la capital nacional de la rosa. Nosotros llegamos unos días antes de que florecieran los rosales. Típico. Fuimos al Rosedal a ver qué onda. Casi no había rosas pero los narcisos, tulipanes, azaleas, camelias y otras que no conozco estaban hermosos. La reacción de Sean cuando yo alababa los canteros fue levantar la vista y decir  “flores” sin ningún entusiasmo.  Bah, hombres.

La vuelta fue más bien aburrida porque tomamos una autopista. La ida me encantó porque tomamos caminos secundarios y vimos cantidad de cosas interesantes, como videoclubes porno y “whiskerías” en el medio de la nada, iglesias para cowboys, salones de baile (line dancing, two-step), y la otra cara de la opulencia de este país: ranchos que se venían abajo con patios llenos de lavarropas viejos, autos sin ruedas, y demás desechos. Uno hasta tenía la bandera de Confederación en un mástil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para leer una version libe de esto en inglés, hacé click acá.

Anuncios

6 Respuestas a “Road trip por el este de Texas

  1. Que buen paseo che. Me mataron los burritos caminando lo mas panchos por las vías. Y los tulipanes, que hermositud!
    Esta tarde estuve a punto de toparme con unos ladrones en una salidera a una cuadra de mi casa, con tiros incluídos (que lindo momento … faltaba solo el Llanero Solitario jajaja). Estaba lleno de policías, yo ni me había enterado (como los burros de tu paseo, tan chufi caminando como si nada) me enteré cuando llegué al laburo por la radio … y me asusté retroactivamente.
    Muy lindo el trencito, bien conservado, nunca viajé en un tren sin ventanas, debe estar copado.
    un beso

    Me gusta

  2. Yo mientras te leía pensaba en que “back home” tenemos estos asaltos pero no “de mentirita” (como dicen los chicos) sino de verdad, y justo leo el comentario de Any, que asumo que está hablando de “back home”.
    Lindísimo el paseo y me hace mucha gracia el candor de tus comentarios jaja Los burritos chotos, el sheriff que no se le entendía nada (me hice la película), el viaje de regreso con el maquinista tocando “bocina” sin parar… imperdible.

    Me gusta

  3. Me resulta muy atractiva la idea de recorrer grandes distancias desde un tren -siempre que no sea como los de aquí, claro!- contemplando el paisaje cómodamente instalado a la vez que se tienen la oportunidad de conocer gente, relajarse y descansar.
    Si alguna vez viajo hacia el norte, tendré en cuenta la posibilidad de hacer un viajecito en tren!
    =D

    Un abrazo.

    (soy Neogeminis, desde mi cuenta de wordpress)

    Me gusta

    • Una cosa es tomar en tren en hora pico todos los dias para ir a trabajar y otra es tomarlo para pasear 🙂
      Creo que en Oregon (bien al norte) o era Canada? hay un tren con techo transparente para poder ver mejor el paisaje. Quiero ese!

      Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s