Kolaches, las facturas del Far West

Los inmigrantes checos (¿o checoslovacos?) introdujeron los kolaches, una especie de factura muy popular en Texas. Yo los probé por primera vez hace mucho en el pueblo de West, una colonia checa a unos 80 kilómetros de Dallas, y me parecieron ricos.

Frente al departamento donde vivíamos antes hay un negocio que vende solamente kolaches – una “kolachería”. Abre a las seis de la mañana y cierra al mediodía, de lunes a domingo. Nunca fuimos a comprar facturas ahí, sin ninguna razón en particular.

Hace unos meses, un domingo que Sean estaba de viaje y yo tenía ganas de desayunar algo rico me acordé de este negocio y fui a comprar kolaches.

Los hay con relleno dulce o salado. Yo compré dulces, de manzana y de frutilla con queso crema. En casa me preparé un rico café para acompañarlos.

Kolaches para el desayuno

Son cuadrados y del tamaño de una factura generosa con el dulce en la parte superior. La masa es esponjosa y no demasiado dulce, con un leve dejo a levadura. El de manzana me pareció más rico que el de frutilla.

Uno o dos meses después viaje a Argentina y comí facturas entre otras cosas que me gustan. Ahí me di cuenta de cómo uno se auto engaña –o se adapta a lo que tiene. En su momento, los kolaches me parecieron muy ricos y un buen sustituto de las facturas. Cuando los comparé con el artículo original, me di cuenta de que en realidad no son tan ricos pero como es lo que había en ese momento, eran ideales.

La "kolacheria"

Anuncios

12 Respuestas a “Kolaches, las facturas del Far West

  1. Se ven muy parecidas a las facturas argentinas. Hay que ver si las que hacen allí en ese lugar de Texas, son tan auténticas como las que hacen en Rep. Checa – calculo que al igual que pasa con las facturas en Argentina, las hay riquísimas y también malísimas.

    Me gusta

  2. eh sì, que tienen pinta,la tienen, pero a la hora de elegir entre una factura arrrgentina, y èstas,me parece que no lo dudo!!! jaja!!!

    Me gusta

  3. Y, a la luz de la nostalgia … el domingo a la mañana en que tu amor no está … se parecen un poquito (un poquito, eh) a esas facturas cuadradas alemanas con ombligos enormes de membrillo o crema pastelera. Claro, después es lunes, tu amor está de vuelta, y vuelven a ser Far West Kolaches. Lo que me pasmó fue la información en la puerta: una donut, ¿doscientos cuarenta y ocho calorías? ¡Go kolaches go!

    Me gusta

  4. Pero son parecidas a las facturas de acá che! En la panadería de abajo de mi casa hacen algo parecido a lo de la foto, con crema pastelera. Me gustan las medialunas con dulce de leche mmmmmmmm!!! Los vecinos del norte tienen buena pastelería (recuerdo un par de tortas Eckert de lo mas interesantes), les falta el toque de dulce de leche (que no les gusta si se los das a probar, les parece muy empalagoso)
    un beso

    Me gusta

    • Es verdad, son parecidas pero el gusto es diferente.

      Con respecto al DDL, de a poco van apareciendo cosas con DDL o saborizadas, tipo postrecitos cremosos. Cada tanto hago alfajores de maicena rellenos con DDL y mis amigos se los devoran!

      Me gusta

  5. La verdad es que no tienen mala pinta… pero mirandolos bien parecen más pancitos que facturas… y bueno, no es la culpa de los pobres kolaches!!!!!!
    Si lleguás a extrañar mucho, no es dificil hacer facturas en casa, tal vez sí un poco tedioso (sobre todo que tenés que empezar un día antes, y algo lindo de las facturas es comerlas cuando tenés ganas, no un día después!)

    Besos!

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s