Alabama: como estar en una pelicula

Este fin de semana fuimos a Alabama. El que lee esto sin haber vivido en EEUU dirá “¿Y cuál es la noticia? Pero distinta fue la reacción de muchos conocidos nuestros de acá: “¿Alabama? (con cara fruncida, medio de asco) ¿A que van?” Fuimos porque nuestra amiga Kelly es de ahí y su familia hace un cerdo a la parrilla todos los años. Es un evento bastante grande, con cantante country y todo.

Alabama, junto con Georgia y Mississippi, es uno de los estados más pobres y con la mentalidad más retrógrada. Aunque la segregación racial es un delito, Rosa Parks y Martin Luther King se hayan arriesgado la salud y la vida para lograr la igualdad entre blancos y negros y aunque estemos en el siglo XXI, he notado que esa forma de pensar sigue existiendo.

Por ejemplo, la dueña de la casa donde nos alojamos -la hospitalidad sureña merece mención aparte- estaba hablando de supermercados y como no se acordaba el nombre de uno, mira al marido y le pregunta – ¿Como se llama ese adonde van los negros?  Guau.

Otro ejemplo: durante el evento chancheril, llamado Pig Pickin’ 2011, Sean y yo estábamos charlando con dos señoras amigas de la dueña de casa. Una señala la mesa y dice que Fulana, la mucama (una señora negra), invitó a los dueños de casa a su cumpleaños. -Yo nunca fui al cumpleaños de ninguna mucama- dice, pero Paul y Linda fueron. Paul se negó a comer la comida porque la cocinaron unas negras.” La mandíbula me quedó por el piso.

En esta parte del mundo, la mayoría de la gente tiene opiniones definidas e inamovibles sobre religión y política. Son republicanos al extremo y cristianos fundamentalistas, quien mas, quien menos. Y, aparentemente, muchos no aceptan a la gente que piensa diferente. Una de las señoras que “adoptaron” a Sean (por su acento ¡jaja!) dijo que podría llegar a tolerar que alguien fuera demócrata pero jamás que fuera ateo (refiriéndose al novio de nuestra amiga).

Ya he contado que la tenencia de armas es un derecho amparado por la Constitución. Y también es una forma de vida. Estaba yo en la cocina cuando alguien señaló la puerta, que estaba abierta, y señaló la carabina detrás de la puerta y contra la pared. Casi me baja la presión, pero no solo porque había una carabina donde también había chicos jugando sino por la reacción de la dueña de casa “Bah, es solamente una .22. Si fuera una .45 estaría guardada.” En el living tienen una caja fuerte alta como yo donde guardan el armamento de defensa personal y de caza (al dueño de casa de gusta mucho ir a cazar patos y pavos silvestres.)

Los sureños son famosos por su hospitalidad. Nosotros, el contingente tejano, éramos 6 y nos alojamos en la casa de una amiga de la mama de nuestra amiga. Era una casa enorme, con 5 dormitorios, cada uno decorado con un tema diferente: deportes, romántico, pesca, etc. En el nuestro había una bandera de la Confederación (como la que estaba en el techo del General Lee, el auto de los Dukes de Hazzard.) Wanda y Tim nos dieron una llave para que entráramos y saliéramos tranquilos, hasta nos hicieron el desayuno (panceta, huevos, café, biscuits y sausage patties). Una amabilidad y generosidad que contrasta con eso dejos de racismo y segregación.

La pasamos muy bien, comimos hasta el hartazgo especialmente cosas fritas. ¡Allá fríen hasta el agua!

Como volamos a Atlanta desde Dallas, el domingo antes de volver aprovechamos para recorrer un poco. Los demás fueron al acuario pero Sean y yo fuimos a dar vueltas por la ciudad. Es una ciudad anónima, podría ser cualquier otra ciudad americana porque no tiene rasgos distintivos. Eso sí, se me cayeron la medias cuando pasamos por el barrio más caro de la ciudad. Una mansión más hermosa que la otra, la mayoría de estilo georgiano o tipo plantación de algodón tipo Lo que el viento se llevó. Es más, fuimos a ver la casa donde vivió Margaret Mitchell, la autora.  Es un departamento pero te obligan a hacer el tour, que dura 30 minutos y sale $13. No valía la pena. Al menos me compré un libro de recetas para sacar la Scarlett O’Hara que hay en mí.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

7 Respuestas a “Alabama: como estar en una pelicula

  1. Conclusión; menos mal que sos rubiecita porque si no, te hubieras cagado de hambre y hubieras dormido en un banco de la iglesia. 😉

    Me gusta

  2. Me hiciste acordar a la gente que dice “yo tengo amigos de todas las etnias” o “mis amigos son gays”. Me encanto la descripción y las fotos, me transportaste a otra mundo, gracias.

    Me gusta

    • Que buena pregunta. Yo estuve ahi tres dias nada mas y me trataron muy bien porque era invitada. No conozco como es el trato hacia los latinos pero te cuento que la semana pasada entro en vigor una ley muy dura con los ilegales. La policia puede demorar a cualquiera por tiempo indefinido solamente por “portacion de cara”. En los noticieros salio que este lunes hubo muchisimos menos alumnos en los colegios porque hubo un exodo masivo de indocumentados hacia otros estados con leyes mas benignas.

      Gracias por pasar a leer el blog 🙂

      Me gusta

  3. Hola, seguramente te sorprendera este email, yo soy de Mar del Plata, y me interesa mucho la vida en paises tan lejanos al nuestro, por eso te escribo, para que me cuentes a que te dedicas, que extrañas, si piensas en volver, y tantas cosas que tu me puedes informar.-

    Esto me nacio hoy domingo con un dia espectacular de playa, y escuche a un argentino radicado en Alemania,donde decia “que el desarraigo de tu suelo natal, es como tener un hijo Down, no sera normal, pero es lo que mas quieres en la vida”.-

    Bueno no te molesto mas me estan llamando para ir a la costa.-

    Saludos de un compatriota.-

    Fidel

    joeelpolentero@yahoo.com.ar

    Me gusta

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s