El más allá y lo mundano

Iba yo caminando por Thornhill Historic Village siguiendo un recorrido auto guiado por la parte antigua del pueblo cuando llegué al cementerio. Ahí se abrían dos recorridos, según el folleto: rodearlo o cruzarlo. Lo crucé. Me gusta leer las placas, sobre todos las más viejas. El lugar era bastante chico, de punta a punta tendría menos de dos cuadras. Había una paz y una tranquilidad muy agradables. Los únicos sonidos eran los que hacían las ramas al moverse con la brisa, el motor del tractorcito del jardinero que estaba cortando el pasto y el ruido sordo del tránsito a lo lejos.

De repente, se me puso la piel de gallina. Así porque si. Y sentí mucha angustia.

¿Almas en pena? ¿Espíritus perdidos? ¿Algún ánima buscando redención?

No. Me detuve a buscar una explicación racional. La encontré. Los nombres de algunas placas eran los de mi familia, Maria, Agnes (Inés, mi mama), Martin, me hicieron pensar en ellos y en la vez que fui con papá y mamá a Capilla del Señor. Recuerdo que visitamos el cementerio de 1856 (hay mucha historia ahí) y que mamá nos hizo reír tanto.

Anuncios

Una respuesta a “El más allá y lo mundano

  1. Pingback: Boston – apuntes de viaje | apuntes ideas imagenes·

¡Adelante, comente nomás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s